Ayer tuve la suerte de pasar la tarde con mis hijas en el mariposario de Nijar, fue una gran experiencia estar en un jardín tan bonito y rodeadas de esos maravillosos insectos que en sus pocos días de vida llenan el lugar de belleza y magia.
Un rincón de paz donde el tiempo se para y donde sentir la intensidad de la naturaleza a solo unos 30 minutos de Carboneras, es un lugar perfecto para una tarde después de pasar el día en la playa bajo el sol.

Nos recibió Yolanda que nos acompañó hasta el jardín y nos dejó un rato para encontrar y perseguir con nuestras cámaras de fotos a las mariposas que más nos gustaron, una media hora después volvió, nos explicó curiosidades y respondió a todas nuestras preguntas.

Para mí lo más interesante fue la explicación sobre las mariposas Monarca, vimos dos, estas como la mayoría de mariposas viven unas pocas semanas pero la generación migratoria de la mariposa Monarca vive entre 8 y 9 meses volando de México a Canadá.

Después de la explicación volvimos a observar a las mariposas pero con otra perspectiva y todavía las ví más bonitas y maravillosas.
Al final de la visita hicimos un taller de manualidades donde conocimos a otras familias y pasé un rato de risas con mis hijas  mientras hacíamos un bonito recuerdo de nuestra vista al mariposario.

Yolanda y Evelyn tuvieron un sueño y lo han hecho realidad, desde este rincón de Cabo de Gata transmiten el valor y la belleza de estos insectos con su pasión en las explicaciones y en los talleres que imparten para los niños.

No puedo decir nada más sobre este lugar solo que vayas con tu cámara y te dejes envolver por la magia.